A 50 años de la lucha por la igualdad y distribución de las riquezas para abatir la pobreza del país, no se ha logrado implementar políticas públicas acordes a los cambios y necesidades que se tienen en la actualidad, para evitar la venta de las riquezas naturales, para abastecer de comida a los más de 130 millones de habitantes, por lo que se puede prever que se continuará con la importación de productos agrícolas, señaló el profesor investigador del departamento de Suelos de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh), doctor Juan Estrada Berg Wolf.

Al participar en el Coloquio Internacional M68, Ciudadanías en Movimiento, realizado en las instalaciones de la Universidad Iberoamericana, indicó que esta situación debe revertirse mediante métodos de producción intensiva para producir los alimentos de los mexicanos con tan sólo 3 millones de hectáreas: “Sin embargo, no se ha logrado ser pertinente  e influir en las políticas públicas para cumplir con la producción de alimentos”, y para ello, se requiere de un cambio de mentalidad para lograr la autosuficiencia alimentaria, en donde participen más instituciones como Chapingo y el Colegio de Posgraduados.

Durante el conversatorio, en que se abordó el tema “La insurrección militar de los jóvenes chapingueros del 68”, en donde participaron también los doctores Juan Antonio Leos Rodríguez, profesor investigador del Ciestaam e Hiram Núñez Gutiérrez, ex académico del departamento de Sociología Rural, ambas áreas pertenecientes a la UACh; Berg Wolf indicó que esta situación también es parte del modelo de la revolución verde, el cual ya no es a fin a las necesidades actuales, en ese sentido “no hemos sido una institución suficientemente fuerte para influir en las políticas del estado”.

En su oportunidad, el doctor Leos Rodríguez subrayó la importancia de mantener una democracia con contrapesos para seguir avanzando, debido a que el país atraviesa por problemas serios de desigualdad, pobreza, falta de oportunidades: “Por eso se luchó en el 68 y estas situaciones se deben resolver, bajo ese marco, donde se dé cavidad a todos los sectores y en donde se garantice la autonomía de las instituciones, para fortalecer, en el caso de Chapingo, la pertinencia social que la ha caracterizado”.

Hiram Núñez Gutiérrez destacó que la Escuela Nacional de Agricultura (ENA), hoy Universidad Autónoma Chapingo, se caracterizaba por ese espíritu de lucha en favor de los campesinos, lo que llevó a participar en la repartición de 18 millones de hectáreas: “Nos interesaban los movimientos de lucha y los problemas que había en el campo, de la crisis agrícola que generaba en el país, además de la lucha social que también ya se registraba”.

Recordó que los movimientos generados a nivel internacional como la guerra de Vietnam, la Revolución Cubana, y los propios del país, fueron las banderas utilizadas para luchar por esa ideología de igualdad social, lo que llevó a los estudiantes a participar y manifestarse en contra del gobierno autoritario, lucha que permitió desaparecer la militarización y novatadas, para implementar un sistema de autodisciplina en la UAch.

Lic. Guadalupe Cruz Reynel
comunicacionsocial@chapingo.mx

—ooo000ooo—