Su compromiso con la enseñanza en la universidad, ha llevado al profesor Rubén González Piña a establecer un dinamismo particular para combatir los obstáculos para conseguir apoyos para la enseñanza. “Cuando no hay material de apoyo en los laboratorios, él sube a su carro con todo lo necesario para realizar colectas”, relató el maestro Luis Rey Dircio Barrios.

Al presentar su trayectoria laboral en la universidad, comentó que para llevar el ritmo de trabajo al que está acostumbrado, él programa sus salidas y no pide viáticos, él pone al servicio sus recursos y al regresar pone a disposición su valiosa carga: “Se caracteriza su apoyo para resolver los problemas y siempre absorbe los gastos, sin aceptar la colaboración económica”.

Al profesor González Piña se les describe por ser una persona de compañerismo, entrega, honestidad, con un respeto irrestricto a la pluralidad de opiniones: “Nunca trata de imponer, siempre atiende los aportes de los demás, no trata de ser líder, aunque lo propongan para dirigir proyectos y cuando le ha tocado, lo hace de manera responsable y con buenos resultados”.

Momentos antes de que el rector entregara una medalla, diploma y la escultura del Sembrador al profesor González Piña, el maestro Dirsio Barrios destacó la dedicación que mostró en la construcción del Museo de Biología, donde trabajo durante su tiempo libre para ver materializado el proyecto.

Asimismo, su entrega en el jardín de Plantas Medicinales, donde a parte de su construcción destaca su enfoque académico que logró imprimir, aunado a los Jardines temáticos, donde logró involucrar a varios profesores que se encontraban dispersos en diferentes temáticas; y por último, el Pasillo de la Ciencia, donde logró crear un espacio de difusión de la ciencia que apoya la enseñanza de manera lúdica y plural.

Lic. Guadalupe Cruz Reynel
comunicacionsocial@chapingo.mx

—ooo000ooo—