-En esta generación egresaron 1,214 nuevos agrónomos

Enfrentar los retos que se tienen en el campo mexicano, como es la producción de alimentos, degradación de suelos, conservación de recursos naturales, efectos del cambio climático, desigualdad en las regiones rurales, son sólo algunos de los desafíos que enfrentarán los más de 1,200 jóvenes que hoy egresaron de la universidad.

El senador Alejandro Encinas Rodríguez, padrino de la generación 2011/2013-2018 “Dra. Susana Azpíros Rivero”, destacó que entre los problemas que tendrán que enfrentar, se encuentra la defensa de las comunidades indígenas y ejidos, las cuales enfrentan el desmantelamiento voraz de los recursos naturales: “Tan sólo, la industria minera se ha posicionado del 30% del territorio mexicano para saquear los minerales, sin compensar al país y a los auténticos propietarios de éstos que son los campesinos”.

Subrayó que se registra también un despojo profundo, permitido en la nueva ley energética que favorece a los particulares, quienes se apropian de las regiones para la producción de hidrocarburos; asimismo, añadió que otro de los desafíos para los jóvenes agrónomos es la recuperación de la seguridad alimentaria: “Después de ser autosuficientes, nuestro país importa más del 60% de los alimentos; en granos adquirimos más de 15 millones de toneladas de maíz al año para garantizar el abasto nacional”.

Aseguró que pese a esta realidad a la que se van a enfrentar, no se debe tomarlo con pesimismo: “Hoy ustedes egresan para ejercer una profesión que el pueblo de México les brindó y deben corresponder para cambiar las cosas, para recuperar la dignidad, los derechos que la sociedad rural del país merece, además de garantizar que la nación recupere la senda de la prosperidad y el progreso”.

En su oportunidad, la doctora Susana Azpíroz Rivero, primera mujer egresada de la Escuela Nacional de Agricultura, hoy Universidad Autónoma Chapingo, afirmó que los 1,214 profesionistas que hoy alcanzan esta meta, son los que México necesita para enfrentar la problemática que se tiene en el campo, como es la limpieza de los suelos contaminados por el exceso de fertilizantes y por la erosión con el uso de las maquinarias, además de aumentar la productividad de los cultivos con tecnologías que no contaminen.

Estableció que en esta tiempo, los jóvenes agrónomos deben participar y rediseñar un nuevo modelo de desarrollo económico, en donde se cuide y proteja la conservación de los recursos naturales, entre ellos, el más importante que es el agua: “Deben pugnar para legislar la comercialización de los productos agrícolas a precios justos, lo cual permitirá reinventar las unidades de producción, en beneficio de todos”.

En relación a la investigación, precisó que deberán ser prudentes para rodearse de equipo multidisciplinario para que los descubrimientos que hagan: “Se deben conducir bajo un esquema que beneficie a la población, es decir, que no se perjudique la salud de nadie, estoy segura que lo resolverán satisfactoriamente los problemas que les hemos heredado, porque tienen una cualidad preciada, que es la formación académica y sólida que la Universidad Autónoma Chapingo les ha dado”.

Momentos antes de hacerles el juramento a los egresados, el rector, doctor Sergio Barrales Domínguez exhortó a la generación 2018 asumir con responsabilidad su ejercicio profesional; añadió que si quieren ser emprendedores, deben desarrollar su proyecto y probarlo en las comunidades: “Que ese sea su compromiso”.

Comentó que al hablar de soberanía alimentaria, implica producir lo que comemos los mexicanos, y esto a su vez lleva a los agrónomos producir la materia prima para conservar la herencia culinaria: “Si lo logramos, tendremos fuentes de empleo, y la posibilidad de contribuir en la conservación de la biodiversidad; así que no teman agarrar ese mundo que es suyo”.

Lic. Guadalupe Cruz Reynel
comunicacionsocial@chapingo.mx

—ooo000ooo—