Para reforzar el aprendizaje de los estudiantes de la División de Ciencias Forestales (Dicifo), autoridades departamentales, con el apoyo de la administración central, se adquirió un aserradero para el Laboratorio de Plantas Piloto; además se inauguró el Centro de Enseñanza de Investigación en Maquinaria Forestal (CEIMAF), “Maestro Arturo Acevedo López”, el cual, entre otras cosas, se encargará de certificar a los estudiantes en mecanización forestal.

El rector, doctor Sergio Barrales Domínguez, detalló que se apoyó a la Dicifo para adquirir el quipo solicitado porque tenía muchos años de servicio y resultaba un tanto obsoleto para la enseñanza de los alumnos del departamento: “Cuando los jóvenes egresan y salen a trabajar, desconocen la maquinaria moderna, eso representa una desventaja”.

Aclaró que es importante renovar este tipo de equipos porque la educación requiere de herramientas acordes a los tiempos actuales en cuestión de tecnología y en la acreditación de los programas educativos de las instituciones; en el caso de la universidad, se han dejado recomendaciones al respecto, por ello, para las prácticas de los alumnos se acudía a ranchos que contaran con los equipos tecnológicos más recientes, con eso se responde a las recomendaciones de los comités acreditadores, puntualizó.

En su oportunidad, el director de la Dicifo, doctor Jorge Torres Pérez subrayó que la universidad debe estar atenta a los cambios tecnológicos para el aprendizaje de los jóvenes estudiantes: “Con el aserradero que se adquirió, y que hoy ponemos en marcha, la UACh y el departamento se da un gran paso que permitirá formar a profesionales de alto nivel”.

En relación al CEIMAF, el doctor Torres Pérez comentó que se busca estar a la vanguardia en tecnología, capacitación y certificación de los estudiantes y obreros que trabajan en las actividades de extracción forestal para hacerla más eficiente, reduciendo costos para ser competitivos en el mercado nacional y global.

El doctor David García Cítora, profesor investigador de la Dicifo, señaló que con la adquisición del aserradero Chapingo atiende su responsabilidad social y responde al compromiso con el ámbito forestal para realizar investigación, además de  mejoras en proceso de aprovechamiento y procesos de los recursos forestales, para la obtención de productos maderables, que cumplan con las necesidades del mercado nacional.

Indicó que se adquirió un aserradero, con la finalidad de adecuar el nivel tecnológico que la universidad requiere para llevar a cabo su actividad de docencia investigación, extensión y servicio: “Estamos posicionados entre las instituciones de enseñanza forestal, por ello, estamos más comprometidos en el desarrollo e investigación de técnicas y productos que permitan acrecentar el aprovechamiento de los recursos forestales”.

Para hablar del CEIMAF, el maestro Arturo Acevedo López aseguró que con éste se busca contribuir con el conocimiento científico, y con el desarrollo de tecnologías en relación a la maquinaria forestal: “A través de actividades de enseñanza, investigación, validación y certificación de operadores. Además permite impartir los cursos con mayor eficiencia, y con las practicas estaremos en la posibilidad de generar investigación y seguir validando maquinaria forestal de diferentes empresas”.

Finalmente, dijo que se tiene previsto adquirir dos simuladores, los cuales permitirán a los estudiantes que egresen como Ingenieros Forestales, y con una certificación en Mecanización Forestal, lo que les dará un plus.

Al evento asistió el doctor José Luis Romo Lozano, director general de Investigación y Posgrado; licenciado Edgar Conzuelo Contreras, director general de Probosque; biólogo Jorge Pedro Flores M., gerente de la Comisión Nacional Forestal (Conafor); así como los directores de Parasitología, Suelos, doctor Marcelo Acosta Ramos, geólogo Luis Velázquez Ramírez, respectivamente y el cuerpo académico de la Dicifo.

Lic. Guadalupe Cruz Reynel
comunicacionsocial@chapingo.mx

—ooo000ooo—